Translate

dilluns, 15 de juny de 2009

SELLO V-MACH EN HW90






Tengo un amigo gran aficionado, meticuloso, amante de la precisión extrema, que posee un HW 90 mimado a más no poder…

A pesar de tenerlo aún en buen funcionamiento, se encaprichó de ponerle un sello VMach, de reconocida fama, que prometen unas prestaciones mejores si cabe, con respecto al sello original.



El modelo 90 de Wihrauch no dispone de muelle convencional, sino que trabaja mediante un muelle neumático, lo que se conoce como Gas-Ram. Para mi era una novedad, pues nunca había abierto ninguno… Él, empedernido lector de todo lo que hace referencia a armas de aire comprimido, me advirtió que al soltar el aire, previo a la apertura de la carabina, dejara un cierto tiempo el rifle con el cañón hacia el suelo, para que el “supuesto” aceite que contiene el gas-ram, se deposite lejos de la válvula y así al pincharla, no salpique y se pierda el líquido oleico. Acto seguido vino el drama de saber que cantidad de aceite debía contener, para poderlo dejar en el nivel óptimo en caso de desperdiciarse algo, y lógicamente importantísimo, la marca o al menos tipo de aceite requerido… Se hicieron consultas a foros del tema y hubo respuestas para todos los gusto: Desde 2 centímetros cúbicos, hasta 20… Que si aceite SAE 30, que si SAEtropecientos… Que no sacamos agua clara. Decido abrirlo y me preparo a conciencia: Lo tengo unas horas ”nariz pa bajo”, me proveo de una probeta graduada para medir la cantidad y manos a la obra. Pffff… Apretando la especie de válvula de automoción de la parte trasera, libero de la presión de aire el receptáculo. Aflojo el espárrago que fija el pasador, empujo el pasador hacia un lado y suavemente extraigo las tripas de la bestia... Veo que el sello no está en mal estado, pero procedo a abrir la “cámara secreta”…. ¡MALDITA SEA!!! Seca como el ojo de un tuerto…¡Aquí no hay ni hubo jamás aceite! Si que está engrasadito con una grasa ya muy guarra, que por el aspecto deduzco que es de silicona y que es coherente con el hecho de tener las juntas tóricas que proporcionan estanqueidad al conjunto, que deben ser protegidas.







Por lo tanto, llego a la conclusión de que la confusión del aceite y su tipo, viene porque el sistema este, en principio inventado por el Ingeniero Omaña, en las armas argentinas de su fabricación que lo usan, parece ser que si llevan aceite… PERO LOS HW 90 NO LLEVAN ACEITE.

Bueno, dejando las anécdotas aparte, lo limpio todo. Procedo a instalar el nuevo sello VMach. Lo que es el sistema Gas–ram, lo desmonto todo también y lo limpio, engraso con grasa de silicona abundante, pero sin pasarme, el contrapeso interior que también lo saqué, lo reinstalo con sus juntas engrasaditas también y procedo a “cerrarlo” son cuidado de no lastimar ninguna junta. Con una engrasadita mínima en el lateral sello y algo más generosa en el lateral y ranura de circulación de la biela, del pistón, procedo a montar de nuevo. Esta grasa, que quedará entre el pistón y el cuerpo de la cámara la pongo del tipo pegajoso que uso en los muelles (grasa para cadenas de máquinas), porqué la grasa corriente, a base de ir tirando, siempre tiene tendencia a colarse algo en dentro de la cámara de compresión y tenemos el “dieseling” asegurado…

Bueno, ahora viene el baile: A qué presión inflo el sistema…???

El amigo, propietario de la belleza esta, me ha dicho que no se puede pasar de 26 bar y que con 22 debería andar de maravilla…
Pero… Y aquí está el PERO, quiere que le de unas prestaciones como estas: http://www.straightshooters.com/ourtake/ottestrx2.html
Concretamente, que con JSB EXACT Heavy le de unos 270 m/segundo en calibre 4.5.

Para más coña, intentando informarme, encuentro en una página polaca esto:

Se ve que en algunas armas, (no es el caso de la que tengo en las manos), hay una seria advertencia de no sobrepasar los 26 bar, grabada en el tapón del sistema…
http://www.airguns.pl/wiatrowka/wiatrowki/wiatrowka-opis-weihrauch-hw-90-11.jpg
Bueno, dispuesto a probar, inflo a unos 22 bar aproximadamente y pruebo la “mala milk” de la fiera, y la desilusión es total. Pega poquísimo. Inflo un poco más y prueba de nuevo, y sigue muy flojucho, pero es que ya no es ni necesario probar, al quebrar el cañón ya noto que es mucho más fácil que cuando llegó a mis manos. Así, de a poco, voy subiendo hasta llegar a los 26 bar. ¡Quieto parao! No vayamos a pasar del límite ¿? indicado. Ahora la fuerza de quiebre, ya me suena como más adecuada, parecida a la de origen… Pruebo a conciencia y… No hay forma de que pase de los 280 metros por segundo con balines “normales” de un peso de medio gramo más o menos. Pero es que los Heavy, que el amigo tiene en mucho aprecio, andan por los 250 y no más…¿Será posible? ¿Qué c…ño pasa?

Las reparaciones o inventos que hago, como aficionado que soy, nunca las hago de un tiróa. Aunque el relato pueda parecer continuo, a veces pasan días entre pasito y pasito… Pues aquí, pasaron días, no porque no tuviera tiempo, sino porqué estaba colapsado y no sabía hacia dónde continuar.

Creo que no dije, que la carabina me vino en calibre 5.5 y que mi amigo me facilitó el cañón del 4.5 para que de paso se lo instalara. Las prestaciones que me pedía, eran por tanto pensadas para calibre 4.5. Cuando me llegó, ante la imposibilidad de saber a que presión estaba inflado el Gas-ram, probé la potencia para tener alguna referencia por lo menos… Y menos mal que procedí de esta forma. Al menos tenía un punto de partida. Y cuando tuve tiempo y ánimos, me dispuse a empezar por el principio…

Reinstalé el sello antiguo original (Lo tenía guardado intacto, claro, nunca se sabe), previo desmembramiento de todo el sistema de muelle neumático. Vuelta a componer todo el tinglado, inflado a 26 bar y pruebas: ¡EFECTIVAMENTE! Estaba tirando los Heavy del 4.5 a 12 metros por segundo más que con el magnífico-sello-super-custom…



Como prueba complementaria, reinstalé el cañón de 5.5 y, efectivamente, me tiraba losJSB Exact, prácticamente igual que cuando me llegó: 225 m/s. Al menos sabía que me vino con 26 bar en el Gas-ram y que el límite este no es peligroso sobrepasarlo, pero si poco recomendable. Cuento: El amigo recibió el 90 nuevo con una potencia desmesurada, pero que no daba a un burro… Mediante pruebas, un amigo común, (yo no tuve nada que ver), con cuidado le fue quitando presión hasta llegar a esta potencia que consideraban (habían leído, supongo) que era la idónea, pero para nada sabían a que presión estaba el sistema… O sea que tiraba bastante fuerte y era controlable, pero nadie sabía que correspondía a 26 bar de presión (la recomendada como máxima).

Ante estas evidencias, no había duda: El sello de VMach era una patata!!!



Mi amigo se puso en contacto con el proveedor explicándole el fracaso y todo fueron buenas palabras… Que necesitaba un rodaje y que luego daría incluso mejores prestaciones que el original…

Pero a mi no me acababa de convencer:


Esto es una macrofotografía del “rostro” del infrascrito. No me negarán que tiene mala pinta.






Se comentó al fabricante este “detalle” y nos salió con el razonamiento de que la aspereza era provocada ex profeso para que retuviera la grasa y nunca le faltara lubricación…¿?¿? Consultándole la posibilidad de lijar nos lo desaconsejo, salvo que fuera con una lija finísima…
Total, que me pasé por el forro un pelín sus aseveraciones y mediante lijas y luego lana de acero, pulí a conciencia el mismísimo labio mientras que dejé un poco áspero el lateral (por si era verdad lo que el proveedor nos decía del engrase). Quedó tal que así:






De todos modos, la diferencia con el original, era manifiesta:











Y efectivamente, señores, la osadía tuvo recompensa. Una vez todo instalado de nuevo, engrasado y montado a conciencia, las prestaciones han sido las esperadas. Si con el tiempo se va asentando, quizás incluso lleguen a ser mejores que las de la página de Straightshooters. Está tirando perfectamente los JSB Heavy del 4.5 muy ligeramente por encima de los 270 metros por segundo. Una cosa curiosa, es que los Barracuda que pesan poco más (0.68 en lugar de 0.66 gramos) bajan hacia los 255 m/s, cosa que los hace mucho menos óptimos… Por algo mi amigo está enamorado de los Heavy, supongo…

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada